El 16 de agosto es un día excepcional para residentes de República Dominicana pues se celebra el Día de la Restauración. Es considerado por la mayoría de los residentes como el segundo Día de Independencia. Es un día para descansar del trabajo y festejar con amigos y familia la libertad y belleza del país.

La historia de esta segunda independencia comienza en Marzo de 1861

Cuando el entonces presidente, Pedro Santana, dio el control de su gobierno a España. Aunque muchos no estaban de acuerdo con él, él sentía que la proclamación era necesaria porque República Dominicana estaba siendo amenazada por una invasión haitiana y porque había guerras internas de bandos.

Dado a esto el presidente encontró al país ingobernable, así que le habló de sus recursos al gobierno español para restaurar el orden y los españoles requerían de su renuncia antes de su asistencia. Desafortunadamente, la renuncia del presidente se encontró con una fuerte resistencia de parte de la gente, especialmente cuando los españoles anunciaron su intención de reintroducir la esclavitud.

Un grupo de patriotas, dirigidos por Gregorio Luperón y Santiago Rodríguez, organizaron un golpe en contra de los españoles en Santo Domingo, la capital, en Agosto de 1863. Además, plantaron la bandera Dominicana en la colina de Capotillo en un acto de conocido como el Grito de Capotillo.

Estas acciones marcaron el comienzo de la guerra de restauración y tuvieron el apoyo total de la gente indígena. Aunque tomó unos cuantos meses, los españoles fueron expulsados del país y los dominicanos obtuvieron su segundo día de indepedencia.

Cada 16 de Agosto estos actos de valentía se celebran con desfiles. El Dia de la Restauración, celebración de democracia, normalmente comienza con un discurso presidencial que incluye el desempeño del país durante el año y también destacando el posible progreso del año siguiente. En República Dominicana, 16 de Agosto es el dia de las grandes celebraciones.

Aunque no son tan elaboradas como las celebraciones de Mardi Gras, la gente disfrazada siguen siendo parte de las festividades y toman lugar los desfiles en toda la isla. La risa y la alegría es contagiosa. Bailarines folclóricos, las hermosas mujeres en impresionantes vestidos que celebran por la calles y los desfiles son parte del entretenimiento para todas las edades.

Siguenos en Pinterest